Ricard Giralt Miracle

Ricard Giralt Miracle (1911-1994) va ser grafista, tipògraf i impressor, un home d'ofici dins del món de les arts gràfiques que va saber compaginar tradició i innovació.

Coneixedor dels moviments renovadors de les avantguardes de principis del segle oassat, la seva obra va ser pionera a Espanya. L'any 1947 va fundar Filograf, una combinació d'estudi de disseny i taller gràfic on va crear impresos de tota mena incloent-hi les peculiars plaquettes. Aquest material, dissenyat primerament com a eina d'autopromoció, constitueix tota una declaració d'amor per la lletra.

Giralt Miracle encarna l'esperit de la modernitat que ha caracteritzat el segle XX. Com Jan Tschichold, Massin o Alvin Lustig, va se un profund coneixedor de les arrels de la professió, culte i en constant experimentació, tot un pioner i un referent moral de la disciplina del disseny gràfic.

Ricard Giralt Miracle (1911-1994) fue grafista, tipógrafo e impresor, un hombre de oficio dentro del mundo de las artes gráficas que supo compaginar tradición e innovación.

Conocedor de los movimientos renovadores de las vanguardias de principios del siglo pasado, su obra fue pionera en España. En el año 1947 fundó Filograf, una combinación de estudio de diseño y taller gráfico donde creó impresos de todo tipo incluyendo las peculiares plaquettes. Este material, diseñado primeramente como herramienta de autopromoción, constituye toda una declaración de amor por la letra.

Giralt Miracle encarna el espíritu de la modernidad que ha caracterizado el siglo XX. Como Jan Tschichold, Alvin Lustig o Massin, fue un profundo conocedor de las raíces de la profesión, culto y en constante experimentación, todo un pionero y un referente moral de la disciplina del diseño gráfico.

“Inmediatamente finalizada la 2ª Guerra Mundial advertí -como un descubrimiento personal- la enorme influencia que los artistas y diseñadores europeos ejercieron en el diseño gráfico de los Estados Unidos. Esta sorpresa y el interés que sentía por la obra de los miembros de la Bauhaus particularmente de Herbert Bayer, me introdujeron por un camino experimental irreversible, muy cercano a las propuestas del arte de vanguardia (pintura, collage, fotografía, tipografía, etc.). Esta situación, de hecho, me estimuló a buscar caminos más personales más allá de la estética noucentista de Seix i Barral o de la influencia art déco que empezaba a imponerse. En el fondo ensayé unas fórmulas compositivas que procedían de la filosofía del 'collage' cubista y del espíritu de las 'palabras en libertad' del futurismo, sólo que aplicados a mi criterio visual y al repertorio gráfico de mis formas cotidianas. La voluntad de conseguir un camino personal me hizo recurrir al archivo de catálogos y documentos gráficos de mi padre buscando una aplicación nueva e incorporando parte de sus grabados del siglo XIX en un uso aparentemente arbitrario del color y la composición.”

R. Giralt Miracle, Premio Nacional de Diseño Gráfico 1990. Barcelona: Fundación BCD; Madrid: Ministerio de Industria y Energía, 1990 (p. 63)