Fortunato Depero. Vanity fair, New York, July 1930

“Depero había manifestado ya su intención de trasladarse a Nueva York en una fecha tan temprana como 1922, pero tuvo que esperar hasta 1928 para convertir su propósito en realidad (…) Sin embargo, nada más pisar suelo americano, Depero se dio cuenta de que las cosas iban a ser más difíciles de lo previsto (…) tuvo que soportar un número abrumador de negativas: no sólo no pudo vender las obras de arte traídas de Italia, sino que de los numerosos proyectos propuestos, sólo recibió encargos menores. La revista Vogue rechazó sus dibujos, calificándolos de ‘demasiado toscos’; y, aunque tuvo más suerte con Vanity Fair, de sus muchas propuestas, la revista publicó únicamente dos portadas, una de ellas en marzo de 1931, cuando el artista ya había regresado a Italia.”

Depero futurista, 1913-1950. Madrid: Fundación Juan March, 2014 (p. 330-331)

“Among the few successful commercial commissions in New York, Depero’s two published covers for Vanity Fair constitute the high point of the artist’s popular recognition in the United States during the interwar years. Instead of playing daringly with the typographic design of the magazine titles, as he had done successfully in Italy, Depero chose to illustrate these covers with some of his most acclaimed motifs, such as a devil reminiscent of the artist’s work for Cabaret del diavolo and the marionettes of Balli plastici.”

Nicola Lucchi. Fortunato Depero: works from the Merrill C. Berman Collection. Rye, New York: Merrill C. Berman Collection, 2018 (p. 72)