Fortunato Depero. Vanity fair, New York, July 1930

“Depero había manifestado ya su intención de trasladarse a Nueva York en una fecha tan temprana como 1922, pero tuvo que esperar hasta 1928 para convertir su propósito en realidad (…) Sin embargo, nada más pisar suelo americano, Depero se dio cuenta de que las cosas iban a ser más difíciles de lo previsto (…) tuvo que soportar un número abrumador de negativas: no sólo no pudo vender las obras de arte traídas de Italia, sino que de los numerosos proyectos propuestos, sólo recibió encargos menores. La revista Vogue rechazó sus dibujos, calificándolos de ‘demasiado toscos’; y, aunque tuvo más suerte con Vanity Fair, de sus muchas propuestas, la revista publicó únicamente dos portadas, una de ellas en marzo de 1931, cuando el artista ya había regresado a Italia.”

Depero futurista, 1913-1950. Madrid: Fundación Juan March, 2014 (p. 330-331)