Max Bill. Hannover: Kestner-Gesellschaft, 1968

“La gráfica publicitaria fue muy importante para mi padre durante los años treinta, con frecuencia acompañada de las fotos que hacía mi madre, así es como se ganaban la vida entonces. Respecto al diseño de libros, trabajó en ellos hasta sus últimos años, en los que diseñó sus propios catálogos o los de sus amigos (por ejemplo, para sophie taeuber). A Bill siempre le pareció importante el buen diseño de libros, igual que el de carteles.”

Manuel Fontán del Junco. "Todo se da la mano: una conversación con Jakob Bill". Max Bill. Madrid: Fundación Juan March, 2016 (p. 21)